La ex chica Yingo Faloon Larraguibel reveló en sus redes sociales que acudió a una clínica de belleza en busca de un tratamiento de rejuvenecimiento vaginal, el cual se realizó y del que relató su experiencia.

La modelo, quien tiene tres hijos (dos niñas de 3 y 5 años, además de un niño de 4) dio a conocer los motivos detrás de su decisión que nada tienen que ver con la edad sino que en su caso con la cantidad de partos que lleva en el cuerpo.

Faloon señaló que entre los factores del rejuvenecimiento vaginal está incluido la edad, pero no es el único. Sobre el proceso expresó que no es invasivo y es de carácter ambulatorio. Se trata de un tratamiento con láser llamado DIVA.

"Yo fuí con la intención de conocer DIVA que es un láser último en tecnología para el rejuvenecimiento vaginal sin cirugia y ambulatorio. También Se utiliza para casos leves de incontinencia urinaria", escribió en su cuenta de instagram donde además subió una selfie post sesión.

Para Faloon, de acuerdo a sus palabras, esto se trata de un "láser marvilloso". "Uno habla de rejuvenecimiento vaginal y dice "pero eso es para mujeres mayores" y la verdad es que NO!", aseguró.

"Porque otro motivo puede ser la cantidad de partos que hayas tenido y que te esté afectando ahora, independiente también la edad para que quede claro y que es algo completamente normal", agregó a su relato.

"A parte de ese láser maravilloso tienen muchos tratamientos más", invitó a sus seguidores a conocer.

Sobre rejuvenecimiento vaginal: las cifras que lo avalan 

Con cada vez más acceso a la información sobre su salud sexual, un mayor número de mujeres busca realizarse cirugías estético-genitales. En Estados Unidos, éstas han tenido un alza de entre 400 y 500% en los últimos años.

En Chile no existen datos disponibles, pero el Doctor Jack Pardo (59), Médico Cirujano de la Universidad de Chile con especialización en Ginecología, Uroginecología y Cosmetoginecología y Director Médico de Clínica Ginestética, afirma que éstas son “cada día más frecuentes”. 

Discípulo de David Matlock, pionero en tratamientos de rejuvenecimiento y estética vaginal, Pardo cuenta con más de 100 publicaciones en revistas científicas, entre ellas, el primer paper en la historia sobre rejuvenecimiento vaginal quirúrgico. 

“Las cirugías pueden ayudar a las mujeres a sentirse más felices con su sexualidad”, plantea el Doctor, quien, en los últimos años, ha realizado más de 1.500 labioplastías de labios menores (un retiro quirúrgico de piel sobrante); 1.500 procedimientos de rejuvenecimiento vaginal y 200 liftings de labios mayores (estiramiento de estos) y cientos de laser intravaginales no quirúrgicos. 

¿Por qué se realizan estos procedimientos?

vagina

El experto explica que las pacientes de entre 25 y 40 años con labios grandes suelen realizarse el procedimiento de labioplastía “no solo porque estos les molestan funcionalmente: su principal molestia es estética. Sienten vergüenza de desnudarse frente a su pareja y en su mayoría no permiten que les practiquen sexo oral”. 

Una vez que se realizan la cirugía, Pardo afirma que estas mujeres recuperan su autoestima y aceptan su cuerpo. “Las pacientes me dicen que tras el procedimiento caminan con el pecho más erguido, con orgullo. Recuperan una suerte de dignidad perdida por el aspecto estético de sus genitales”, dice. 

Respecto del rejuvenecimiento vaginal, la mayoría de las pacientes tienen más de 35 años y han tenido partos vaginales. “El principal motivo de su consulta es que no sienten el pene dentro de la vagina, no perciben roces. No se trata necesariamente de que no puedan tener orgasmos vaginales, porque solo el 30% de las mujeres lo tienen, sino que son mujeres que no sienten placer con el pene dentro de su vagina”, explica el Doctor. 

“Esas pacientes muchas veces vienen con su pareja, piensan que tienen problemas más bien psicológicos, pero cuando las interrogas, te das cuenta de que el problema es anatómico, que se corrige con una cirugía”, comenta, añadiendo que también ha conocido casos de mujeres que se separaron de sus parejas por motivos como éste. 

De acuerdo con Pardo, con ese procedimiento la mujer recupera el poder en las relaciones sexuales y su salud mental: “ella siente que puede apretar el pene, sentirlo dentro de la vagina, lo que le devuelve el placer y la felicidad sexuales”. El experto advierte que, si bien los hombres también sienten placer tras ese procedimiento, la cirugía “es primariamente para que la mujer sea quien tenga más placer sexual. No se trata de una cirugía que se hacen las mujeres para que los hombres sientan placer, sino para que ellas mismas lo sientan”.   

Según el Doctor, una vez que las mujeres dan el paso a realizarse esos procedimientos, “99% de ellas están muy contentas”.